Descuentos

No hay descuentos

Biohabitabilidad

La Geobiología estudia la relación existente entre la salud de los seres vivos, su entorno y los espacios habitados. Muchas personas padecen trastornos de diversa índole sin aparente causa justificada, cuyo origen puede ser debido a una larga permanencia en lugares afectados por radiaciones provocadas  por fenómenos naturales (redes telúricas, corrientes de agua subterránea, fracturas o fallas geológicas, radiactividad…). E igualmente, a causa de radiaciones electromagnéticas, provenientes de campos eléctricos y electromagnéticos de bajas y altas frecuencias (CEM) que originan las instalaciones y aparatos eléctricos, electrodomésticos, transformadores, líneas de media y alta tensión, antenas de telefonía móvil,  teléfonos inalámbricos, sistemas de comunicación, wifi, etc.

Estos factores de riesgo, están muy presentes en nuestras viviendas, locales de trabajo y espacios habitados en general y tienen efectos negativos sobre la salud de los seres vivos,  generando un sin fin de alteraciones que afectan a nuestro sistema nervioso, inmunológico, endocrino, muscular, etc.

Los síntomas y enfermedades  pueden ser: cefaleas, trastornos del sueño, nerviosismo e irritabilidad, ansiedad, agotamiento crónico, estado de ánimo depresivo, pérdida de memoria, trastornos del comportamiento, dolores musculare, articulares y reumáticos, problemas circulatorios y cardíacos, enfermedades neurodegenerativas, alergias, enfermedades del sistema inmunológico, tumores, etc., los cuales aparecen  generalmente tras una larga exposición en lugares geopatógenos y cercanía a los CEM.

Igualmente, los edificios tienen un profundo impacto sobre la salud humana. Así, el aire en el interior de nuestras viviendas puede llegar a estar hasta diez veces más contaminado que el del exterior, causado por el empleo de numerosos materiales sintéticos y tóxicos, no permitiendo su regeneración y provocando innumerables inconvenientes para nuestra salud como son: alergias, irritabilidad, dolores de cabeza, agotamiento y fatiga mental, SQM y un sinfín de patologías de diversa índole.

Dichas anomalías pueden detectarse realizando un estudio de biohabitabilidad,  bien por métodos radiestésicos (redes telúricas, aguas subterráneas, fallas y fracturas del terreno…), por medio de aparatos electrónicos (contaminación eléctrica y electromagnética de baja y alta frecuencia), estudio de los riesgos presentes, la calidad del aire interior, etc. aconsejando tras el mismo las soluciones más convenientes para los usuarios y usuarias.


Continuar comprando Comparar

ha sido añadido a sus favoritos.

Continuar comprando Mis favoritos