Descuentos

No hay descuentos

Bioconstrucción

Hoy en día, la vivienda sostenible suele presentarse como un mero ejercicio de diseño de construcciones de bajo consumo energético, dejando a un lado cuestiones tan importantes como la mejora de la salud individual, local y global.

La Bioconstrucción va más allá, y partiendo de la Geobiología en la búsqueda del buen sitio para edificar y vivir, aplica técnicas constructivas tradicionales adecuadas y tecnologías más eficientes y saludables, teniendo en cuenta parámetros tan importantes como: el diseño, la correcta elección de los sistemas constructivos y de los materiales que garanticen la calidad del aire interior, la ausencia de contaminación electromagnética, la arquitectura bioclimática, la eficiencia energética y energías renovables, la aplicación de pinturas sanas y naturales, las instalaciones eléctricas biocompatibles, la  gestión responsable de los recursos naturales, el reciclado y depuración de aguas, etc.

Considerando los aspectos de la biología en la construcción de edificios, tomamos conciencia de los inconvenientes para la salud que suponen las técnicas constructivas actuales que priman el sellado hermético de edificios y el uso masivo de materiales sintéticos, aislando totalmente al ser humano de las radiaciones y energías del entorno, imprescindibles para el buen funcionamiento de su biología; lo que unido a la aparición de sustancias químicas y radiactivas presentes en muchos de los  materiales de construcción, en sinergia con las radiaciones electromagnéticas de las instalaciones eléctricas, electrodomésticos, equipos electrónicos, o la contaminación química de productos de limpieza, y un largo etcétera; dan un panorama de los ambientes interiores como potencialmente nocivos para la salud.

La Bioconstrucción, nace en Alemania en los años 70, cuyos principios fueron desarrollados por el profesor y arquitecto, Anton Schneider, fundador del Instituto de Baubiologie für Oekologie para ser aplicados en la rehabilitación y construcción de un hogar natural y ecológico. En España, ha sido dada a conocer desde hace más de 20 años por la Asociación de Estudios Geobiológicos GEA.

Los 25 Principios de la Baubiologia de la construcción para una casa sana:

  1. Elegir un lugar para construir libre de radiaciones y perturbaciones naturales y artificiales.
  2. Ubicar los hogares residenciales lo más alejado posible de fuentes de contaminación sonora, como centros industriales y vías principales de tráfico.
  3. Las viviendas se construirán de manera descentralizada y espaciada, rodeadas y comunicadas por espacios verdes.
  4. Los proyectos de las viviendas serán personalizados, en armonía con la naturaleza, diseñados como hábitat humano y familiar.
  5. Prevenir las consecuencias sociales.
  6. Los materiales de construcción serán sanos y naturales (evitando los sintéticos y los muy procesados).
  7. Regulación natural de la humedad ambiental, empleando materiales en paredes, suelos y techos, que sean difusores e higroscópicos.
  8. La calidad del aire del interior de la vivienda se renovará y regulará de forma natural.
  9. La humedad del nuevo edificio será baja y se desecará rápidamente.
  10. Equilibrio entre el aislamiento térmico, la inercia térmica, retención del calor en invierno y frescor en verano.
  11. Temperatura superficial y ambiental óptimas.
  12. La calefacción se basará en sistemas de calor radiante, usando en la medida de lo posible los sistemas pasivos de captación solar.
  13. La luz, la iluminación y el color, estarán de acuerdo con las condiciones naturales del entorno.
  14. Minimizar la alteración de las radiaciones naturales del ambiente. Se mantendrá el equilibrio de las radiaciones naturales: de la concentración de los campos eléctricos atmosféricos y de la cargas de iones; del campo magnético natural de la tierra que no será alterado ni desviado con los sistemas constructivos o materiales ferromagnéticos; y de la radiación cósmica y terrestre que resulta esencial, por lo que se evitarán sistemas constructivos o materiales que la interfieran lo menos posible.
  15. Los campos electromagnéticos artificiales se evitarán, serán eliminados, o se reducirán al máximo.
  16. Se usarán preferentemente materiales de construcción no radiactivos o con bajos niveles de radiactividad.
  17. Aislamiento acústico y protección contra las vibraciones atendiendo a la percepción humana.
  18. Ausencia de olores desagradables. Olores agradables sin emisión de sustancias y gases tóxicos.
  19. Reducir al máximo las fuentes de contaminación biológica, como mohos, bacterias, polvo y alérgenos.
  20. Agua potable de la mejor calidad posible.
  21. Evitar consecuencias negativas de la edificación sobre el medio ambiente, de modo que la producción, instalación y disposición de los materiales de construcción serán los de menor impacto ambiental, los que generen menor contaminación ambiental y aquellos cuyos costes de energía sean mínimos.
  22. Minimizar el consumo de energía utilizando fuentes de energías renovables.
  23. Usar materiales de construcción preferentemente locales y evitando la explotación de materias primas o recursos escasos o peligrosas.
  24. Aplicar la experiencia en fisiología y ergonomía para el diseño de interiores.
  25. Se tendrá en cuenta en el diseño constructivo, las medidas, las proporciones y las formas armónicas.

Continuar comprando Comparar

ha sido añadido a sus favoritos.

Continuar comprando Mis favoritos